WeBlog

Cómo acabar con los reflejos en tus fotografías

Una de la cosas que más fácilmente puede acabar con una fotografía son los reflejos

A todo fotógrafo le pasa, tarde o temprano, que en su cuadro se encuentra  con una superficie que refleja la luz (o en la que ésta rebota). Aunque para algunos puede ser un gran inconveniente, otros lo utilizan a su favor consiguiendo fotografías increíbles. Y, sin embargo, hay reflejos que estropean enormemente una fotografía. Por eso es importante que todo fotógrafo que empieza su andadura en esta profesión aprenda a evitar los reflejos indeseados.

Quién no ha visto, por ejemplo, un flash reflejado en un cristal o una ventana que impide ver más allá. Los reflejos de los que hablamos pueden encontrarse en cualquier lugar: un escaparate de una tienda, unas gafas, el agua….

Sabemos que no todas las superficies reflejan igual la luz.  Fotografiar superficies reflectantes no siempre puede resultar un trabajo sencillo. Por eso os damos algunos consejos para que esa ardua tarea sea más fácil:

palacio de cristal

El Palacio de Cristal recibe un reflejo del sol | Fuente: Flickr

Evita el flash en la medida de lo posible

El fogonazo de luz que produce el flash nos permite iluminar mejor aquellas partes de nuestra fotografía que  se encuentran más oscuras. Sin embargo, el efecto que produce la acción de este aparato en una superficie reflectante puede ser desastrosa. Lo que se consigue con ello es que no se aprecie apenas ningún elemento de la imagen: solo podemos ver la luz reflejada. Por eso, y aunque esto signifique que nuestra imagen puede quedar un poco oscura, intenta evitar el flash.

Limpia bien la superficie que vas a fotografiar

Cuando nosotros tomamos una fotografía de un cristal sucio, se aprecia en nuestra imagen. Ésto solo consigue que se haga patente la presencia de dicho cristal y puede romper la magia de la imagen. Hay que buscar, siempre que podamos, que el cristal a través del cual vamos a tomar nuestra fotografía se acerque lo máximo posible a una transparencia del 100%. Por eso, aunque pueda resultar extraño, trata de limpiar bien la superficie que vas a fotografiar.

Limpia la superficie que vas a fotografiar si tu intención es que parezca que no hay una barrera entre el objeto y la cámara | Fuente: Pixabay

Limpia la superficie que vas a fotografiar si tu intención es que parezca que no hay una barrera entre el objeto y la cámara | Fuente: Pixabay

Limpia bien la cámara

Igual que en el cristal a través del cual vamos a trabajar, la limpieza de la cámara es importante para que nuestra imagen salga nítida y clara. Lo que ocasiona una cámara sucia es que la imagen  quede borrosa o, incluso, que la luz no se filtre de la misma forma. Mantén tu equipo limpio y cuidado si quieres sacar las mejores fotografías.

Limpia bien la lente de la cámara para evitar manchas indeseadas en la imagen | Fuente: Pixabay

Limpia bien la lente de la cámara para evitar manchas indeseadas en la imagen | Fuente: Pixabay

Elige bien el ángulo

Cuando trabajamos sobre una superficie reflectante hay que tener en cuenta, claramente, la luz con la que contamos. Hay que encontrar el ángulo en el que la dirección de la luz y la posición de nuestra cámara no coincidan. Esto no siempre es tan fácil como suena. Si la dirección de la cámara y la de la luz coinciden, toda esa luz rebotará sobre el objeto que vamos a fotografiar pero no volverá a la cámara, con lo que saldrá oscuro. Mide la dirección de la luz y ten en cuenta hacia donde va.

Cuando la luz y la cámara se encuentran en la misma dirección la imagen se quema en una parte | Fuente: Flickr

Cuando la luz y la cámara se encuentran en la misma dirección la imagen se quema en una parte | Fuente: Flickr

Acerca la cámara lo máximo posible a cristal

Cuanto más se acerque tu cámara al cristal, menor será la superficie reflectante que  tomes. Además, si pegas la cámara al cristal, es menos probable que aparezcan reflejados los elementos que hay a tu alrededor.

Filtro polarizador

Los filtros polarizadores se utilizan, precisamente, para evitar los reflejos indeseados. Este tipo de filtros facilita mucho la labor de un fotógrafo. Sí es cierto que la mayoría de las veces un filtro polarizador nos puede eliminar los reflejos. Pero en otras ocasiones no funcionan del todo. Por eso es importante combinarlo con otras técnicas

Diferentes tipos de filtro | Fuente: Pixabay

Diferentes tipos de filtro | Fuente: Pixabay

Apagar la luz interior

Parece una tontería, pero muchas veces esto puede ayudarnos mucho a la hora de tomar una imagen sin tantos reflejos.

Otra opción es que, una vez hecha la fotografía con el reflejo, la imagen sea retocada en postproducción.  Para ello lo mejor es que participes en el Microcurso de postproducción de la escuela, donde te enseñarán a retocar las imágenes.

Sin embargo, como con todo, es importante que sepas variar. Por eso, aunque la mayoría de veces es importante que evitemos los reflejos, en otras ocasiones podemos jugar con ellos. Fotografiar el interior de un café y, a la vez, la gente caminando por la calle, tomarte un autorretrato en el reflejo de unas gafas, fotografiar el reflejo de un charco cuando ha llovido… Todo ello son diferentes formas de jugar con las superficies reflectantes que deberías probar alguna vez.

IMG_0987

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

WORKSHOP EXPERIENCE EN FOTOS

Cerrar

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER:

Apúntate a nuestra Newsletter para estar informado de todas las novedades


Cerrar