WeBlog

Fotoreportaje de boda contra fotografía de boda

El fotoreportaje de boda es una práctica cada vez más utilizada

Los posados son imágenes tomadas por una cámara en la que la gente se ve forzada a salir de determinada forma o con determinada gente. En la fotografía tradicional de enlaces se utiliza muchísimo para que todo el mundo salga con los solicitados novios  en las fotos, al contrario que en el fotoreportaje de boda. En este estilo de fotografía el profesional es el encargado de controlar todos los acontecimientos para que no se escape nada importante. Dirige, así, todo lo que tiene que captar. Se encarga, además, de que las fotografías que toma tengan el contenido y el aspecto que desea. Es una figura que tiene, por tanto, una presencia mayor que en otro campo.

Fotoreportaje de bodas posado

En las sesiones fotográficas tradicionales los posados son muy habituales. En ellos se ve a la pareja en la postura o contexto que el fotógrafo quiere | Curso de fotografía de bodas de Workshop Experience

Pero el reportaje de boda o fotografía documental de eventos  busca precisamente lo contrario: encontrar y capturar los momentos naturales. Una mirada del padre de la novia a su hija, un beso fugaz entre la pareja, una sonrisa o una lágrima durante la ceremonia…Todo ello sin involucrarse dentro de la ceremonia. Ser invisible para el resto.

Es inevitable, sin embargo, que algunos momentos de la celebración sean posados o típicos. En ese momento ha de tomar el control de la situación. Por ejemplo, la firma de los novios o los novios con sus invitados han de ser más o menos dirigidas por el fotógrafo . Siempre teniendo en cuenta que hay que conseguir algo nuevo, huir de las imágenes aburridas.

Hay algo que nos permite el fotoreportaje de boda que no nos permite la fotografía tradicional de este tipo de eventos. Esto es contar la historia de ese día tan especial de forma natural. Sobre todo lo que se busca es retratarlo desde un punto de vista más emotivo.

Fotoreportaje de boda miradas

El fotógrafo busca cada vez más retratar la naturalidad en los enlaces: una mirada, un beso, una sonrisa… Para que los novios tengan unos recuerdos más cercanos. | Curso de fotografía de bodas Workshop Experience

El fotoreportaje de boda es, muchas veces, más exhaustivo. Se captan los momentos no planeados. No se centran, simplemente, en las típicas imágenes. Se huye de los posados. Es como un reportaje periodístico en el sentido de que el fotógrafo tiene que pasar desapercibido y, como hemos dicho antes, su presencia no debe notarse. Cuando una persona nota una cámara de tiende a forzar sus gestos. Por ello, es importante que nos vean lo menos posible para que eso no ocurra. De ese modo se favorecerán los gestos naturales.

Las nuevas tecnologías y el aumento de tipos de cámaras ha supuesto un gran cambio en este campo. Antes resultaba mucho más costoso cubrir un evento como este. Ahora con una cámara, baterías y tarjetas de memoria vas más que sobrado. Por eso, además, los fotógrafos tienen menos miedo a arriesgar. Esto no significa que el día de la boda sea el momento de experimentar ni de probar cosas nuevas. Simplemente de conseguir encontrar esa fotografía única y especial para la pareja.

Fotoreportaje de boda abrazp

Se busca siempre un punto de vista diferente, no ajustarnos únicamente a los posados y a las imágenes manidas de siempre | Curso de fotografía de bodas de Workshop Experience

Cuando tenías limitado el número de disparos que podías hacer durante la boda no te la jugabas tanto. Ibas a lo seguro. Al fin y al cabo, nadie quiere ser el causante de que una pareja no pueda recordar el día más feliz de su vida. Hoy, con las cámaras modernas, en un fotoreportaje de boda se pueden sacar muchas más instantáneas. Esto implica que el riesgo a que los novios de una boda se queden sin imágenes para recordarla es menor. Pero, claro está, en los momentos claves e importantes ve siempre a lo seguro. La fotografía documental de bodas tampoco consiste en sacar a diestro y siniestro todo lo que ocurre. Solo los momentos claves. Aquello que podrían desear recordar, que tiene un significado para los novios.

Para que los novios lo tengan claro, lo mejor es ver otros ejemplos. Las redes sociales y las nuevas tecnologías también han influido en el mundo de los enlaces nupciales en ese sentido. La gente consume cada vez más imágenes y consigue una cultura visual mayor. Esto supone que los fotógrafos de bodas adquieran visibilidad y, con ello, sigan innovando y teniendo la oportunidad de ampliar conocimientos. Y, sobre todo, que los novios sepan de inicio qué quieren y cómo y puedan encontrar un profesional acorde a sus gustos.

Fotoreportaje de boda posado

Los posados y las fotografías naturales a veces se mezclan. Es inevitable que alguna u otra vez necesites hacer un posado. | Curso de fotografía de bodas Workshop Experience

Y, aunque muchas veces a la fotografía de bodas no se le dé demasiada importancia, se pueden conseguir resultados muy sorprendentes. Además recomendamos disparar en RAW (lo cual es siempre te suelen aconsejar). Podremos mejorar más aún las fotos en la postproducción o cambiar algún ajuste. Si alguna vez has sentido curiosidad por este tipo de especialización, infórmate sobre el Curso de Fotografía de Bodas que ofrece Workshop Experience. Sobre todo porque lo más importante en fotografía, como en cualquier profesión, es estar formado y preparado.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

WORKSHOP EXPERIENCE EN FOTOS

Cerrar

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER:

Apúntate a nuestra Newsletter para estar informado de todas las novedades


Cerrar