Cinemagraphs: ejemplos y claves para realizarlos

¿Qué es y cómo se realiza un cinemagraphs?

En este artículo te contamos qué se entiende por “cinemagraphs” y de qué manera podemos realizarlos, ya que para lograrlo solo necesitamos una cámara que sea capaz de grabar (puede ser nuestro propio smartphone), un trípode para garantizar que permanezca estática y un ordenador para llevar a cabo el postprocesado. Se han convertido en una verdadera tendencia en el mundo del diseño gráfico, y llevarlos a cabo es mucho más sencillo de lo que crees. ¿Te animas?

Un cinemagraphs no es más que una combinación de fotografía y vídeo. Podemos decir que es una fotografía animada, aquella en la que únicamente se mueve una parte de la imagen, normalmente la que contiene el elemento más significativo de la misma. Sería por ejemplo el agua de una fuente corriendo o el humo de una pipa. El objetivo es conseguir un efecto que una imagen estática no es capaz de transmitir.

Se trata de un movimiento repetitivo en bucle infinito, por lo que para lograrlo se recurre al formato .gif. El Graphic Interchange Format se creó en el año 1937 con el fin de compartir imágenes de manera online. Hablamos por tanto de un archivo gráfico comprimido con una calidad bastante reducida, que además sólo es capaz de plasmar hasta 256 colores.

Los primeros en acuñar el término “cinemagraphs” fueron los fotógrafos de moda estadounidenses Kevin Burg y Jamie Beck. Durante la Fashion Week de Nueva York en el año 2011, se valieron de esta técnica para dotar de vida sus trabajos. Desde entonces son muchos los que han decidido utilizarla, logrando resultados tan atractivos como los que puedes ver a continuación.

Ejemplo de cinemagraphs
Awwward

Para conseguirlo se parte de un clip de vídeo, no de un conjunto de fotografías, y se realiza por medio de un programa de retoque digital. Ellos lo llevaron a cabo mediante un vídeo grabado con la máquina profesional RED Dragon trabajado con Adobe After Effects. Nosotros recomendamos Photoshop, en una versión igual o superior a la CS3 extended.

El procedimiento es muy sencillo. En primer lugar, se abre un fragmento de vídeo que podemos haber recortado anteriormente con otro programa de edición de vídeo (como Final Cut o Sony Vegas). Este frame debe estar en formato .mov o .avi, ya que son aquellos que podemos importar con estas versiones de Photoshop. Acto seguido, activamos la ventana animación, duplicamos la capa y rasterizamos. Una capa será la de la parte fija del cinemagraphs y la otra la parte en movimiento.

El siguiente paso es crear una máscara de capa, en la que con ayuda de la herramienta pincel colorearemos de negro aquello a lo que queramos dotar de movimiento. Si presionamos la tecla de espacio podremos ver el resultado final, en base al cual iremos retocando hasta lograr el efecto que buscamos. Para terminar, exportamos y ya tenemos listo nuestro cinemagraphs.

Es una manera muy original de mostrar historias visuales. Además, para los que prefieran una mayor sencillez, existen ya varias aplicaciones que se dedican a crear de una manera muy rápida los cinemagrapahs, muchas de ellas gratuitas. Flixel, Blink o Fotodanz son sólo algunos ejemplos.

Ejemplo de cinemagraphs
Awwward

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email