Las claves de la fotografía deportiva

Los trucos que se esconden detrás de una fotografía deportiva

La fotografía deportiva se inicia a la vez que muchos otros estilos fotográficos del siglo XIX. La primera fotografía deportiva que se puede considerar como tal, fue la que realizó Charles Colton en 1909.

Charles Colton

Por otro lado, Toni Frissel fue la primera mujer en publicar para Sport Illustrated. Pero sin duda, el fotógrafo con más renombre dentro de la fotografía deportiva es Walter Iooss. Su cámara ha retratado durante más de cuarenta años a los grandes del deporte incluyendo a Michael Jordan, McEnroe, Beckham o Rafa Nadal.

Toni Frissell

Fotografía deportiva de Walter Iooss

Pero, ¿cuáles son los secretos que se esconden detrás de esta modalidad fotográfica?

La fotografía deportiva no es una técnica fácil y representa un gran reto incluso para los fotógrafos profesionales. Este tipo de técnica requiere dominar los conceptos básicos como la composición, la iluminación, el enfoque, la profundidad de campo… A esto hay que añadir el elemento de acción en fracciones de segundos lo que lo hace aún más difícil. Pero de lo que no hay duda es de que la fotografía deportiva trae consigo escenas de gran impacto y dramatismo lo que da como resultado imágenes increíbles.

– Utiliza objetivos de larga distancia focal, es decir, un teleobjetivo. Las distancias focales largas te permiten fotografiar al sujeto con menos esfuerzo. La luz para la fotografía deportiva también es un punto muy importante, por lo que sería bueno buscar un objetivo con una apertura de diafragma generosa.

Fotografía deportiva. Atletismo

– Normalmente las fotografías hechas con largas distancias focales corren el riesgo de salir borrosas. Conviene que el objetivo esté equipado con estabilizador de imagen.

¿Trípode o monopié? En caso de que tu lente no cuente con estabilizador de imagen, para la fotografía deportiva es aconsejable usar un monopié. El manejo es fácil, gira sobre su eje y da flexibilidad al movimiento.

Fotografía de deportes. Polo

Lentes u objetivos rápidos. Este tipo de lentes es ideal para tomar fotos de acción y de deporte.

– Si no tienes una lente o un objetivo rápido, utiliza la sensibilidad ISO alta pero cuidado con el ruido. Tendrás que buscar el equilibrio perfecto entre la velocidad de obturación y la nitidez.

Enfoque automático

Disparar en modo ráfaga

Fotografía deportiva. Fútbol

Cronómetro. Sincronizar el cronómetro requiere de mucha paciencia y práctica. Si consigues dominar la técnica tu fotografía deportiva se diferenciará del resto de una manera positiva. Dominar la sincronización es complicado. Uno de los defectos de las cámaras es un retraso desde que pulsas el disparador hasta el inicio de de la operación del obturador, pero merecerá la pena.

– Captura el clímax de acción y de conflicto además de los rasgos faciales. Esto dará a la fotografía un gran impacto.

Fotografía deportiva. Natación

– Si en el deporte que fotografías hay un balón, haz que forme parte de la fotografía. Aportará dramatismo e impacto.

Lo más importante a tener en cuenta dentro de la fotografía deportiva es moverse y cambiar de perspectiva o las fotografías resultarán un tanto aburridas.
Aplica estos consejos añadiendo tu creatividad. Los resultados merecerán la pena.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email