Claves para realizar fotografía de desfiles

Fotografía de desfiles, actualidad y consejos

Fue Carles Frederick Worth, considerado el padre de la Haute Couture, el primero en presentar sus colecciones a mediados del siglo XIX. Inicialmente mostraba a su exclusiva clientela parisina los patrones sobre los que iba a trabajar, y posteriormente exhibió estas nuevas prendas en maniquíes reales. Hoy hablamos de la fotografía de desfiles y sus posibilidades tanto en pasarela como en backstage.

Los primeros desfiles se celebraban en las propias casas de moda, hasta que la Segunda Guerra Mundial trae consigo la ocupación de Francia por el ejército de Hitler y se interrumpe el desarrollo de la moda durante algunos años.

Fue Eleanor Lambert en 1953 quien funda la primera fashion week, y lo hizo en Nueva York. Comprobado su éxito, Giovanni Battista decide en 1952 aunar a distintas marcas italianas en el Palacio Pitti de Florencia. París fue la siguiente ciudad, a la que siguieron otras como Londres o Milán.

En la actualidad se celebran cerca de 150 semanas de la moda en todo el mundo, como la que se celebra en Madrid en el mes de enero, que se han convertido en auténticos shows donde la puesta en escena es también la clave del éxito. Música, luces y decorado son ya elementos fundamentales de todo desfile; debido a que además ayudan a plasmar en la pasarela la esencia de cada marca. 

Lo que se busca es impactar, captar la atención, y para ello es imprescindible el trabajo de fotógrafos especializados. Estos eventos cuentan con la asistencia de profesionales que se encargan de inmortalizar cada uno de los looks con el máximo detalle. Si sigues leyendo te damos algunos pequeños trucos para sacar el mayor partido a la fotografía de desfile.

Fotografía de desfiles: backstage
Getty Images

 A la hora de llevar a cabo fotografía de desfiles es esencial, además de por supuesto asegurarnos de que llevamos todo el material que necesitamos, llegar con bastante tiempo de antelación al lugar en cuestión. Esto nos permitirá acceder cuando todavía esté vacío y estudiar la iluminación, el recorrido, las distancias, etc.

Si tenemos la opción de entrar en el backstage, es una oportunidad que nunca debemos desaprovechar, ya que es entre bambalinas donde se encuentra la verdadera magia del desfile. Allí podremos fotografiar al equipo técnico mientras desarrolla su trabajo, a peluqueros y maquilladores en acción, los retoques de última hora, el vestuario todavía colgado en las perchas, los modelos preparados…

Se trata de una fotografía mucho más natural que la que realizaremos posteriormente en la pasarela, ya que no da lugar a poses forzadas. La clave es intentar pasar desapercibido para no perder esa espontaneidad tan fantástica.

Una vez se inicie el desfile no nos está permitido utilizar el flash, por lo que nos veremos obligados a fotografiar con diafragmas muy abiertos, lo que puede llevar a imágenes desenfocadas. Para evitarlo, trabajaremos con AI Servo, colocando el foco en el pecho del modelo para así asegurarnos de que el sujeto permanezca dentro de foco a pesar de que esté en movimiento.

Igualmente importante es subir el ISO, mantener la velocidad de obturación alta y seleccionar un teleobjetivo muy luminoso. Disparar en RAW sería una buena opción si no fuera porque el tamaño de la imagen es mucho mayor y porque el trabajo de postprocesado es mucho más lento.

Es interesante activar el modo ráfaga de nuestra máquina fotográfica para sacar el mayor número de fotografías posible, ya que cuanto más material obtengamos, más probabilidades existen de que consigamos imágenes realmente atractivas.

Fotografía de desfiles: pasarela
Fashionistas

Estos son solo algunos tips para principiantes, ¿te animas con la fotografía de desfiles?

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Estudiar fotografía