Guía Básica de Derechos en fotografía | Qué debes tener en cuenta

Lo que necesitas saber sobre derechos en fotografía

Internet se ha convertido en una fantástica plataforma para los profesionales de la fotografía. Sin embargo, sus límites son bastante difusos, por lo que debemos tener cuidado e informarnos bien antes de subir cualquier trabajo a la red. Por supuesto, las ventajas son casi infinitas, ya que nos permite desde dar difusión a nuestros proyectos hasta vender obras sin preocuparnos lo más mínimo por la distancia. No obstante, hay que tener mucho cuidado y asegurarnos de que nuestros derechos en fotografía sean respetados.

Para ello existen una serie de normas, que dependen de la legislación de cada país, cuyo objetivo es nivelar los intereses del fotógrafo y de su público. En España podemos destacar la Ley de Propiedad Intelectual, según la cual la la obra genera por sí misma el derecho de autor, también denominado Copyright. Es decir, que por el hecho de tomar una fotografía, el autor está ya amparado bajo esta ley.

Derechos en fotografía: ejemplo de fotografía identificada

Define como autor “a la persona natural que crea alguna obra literaria, artística o científica”. Se trata de una condición que perdura durante la vida y también después de la muerte, no tiene límites en el tiempo. No obstante, para evitarnos problemas a la hora de demostrar la autoría de nuestras imágenes y no vernos envueltos en conflictos por los derechos en fotografía recomendamos registrarlas lo primero.

Se reconocen dos tipos de derechos en fotografía y en cualquier otra disciplina; los de carácter moral y los de carácter patrimonial. Los primeros no prescriben, tampoco pueden cederse, venderse ni renunciar a ellos. Los segundos sí pueden cederse, venderse y renunciar a ellos; así como prescribir setenta años después de la muerte del autor, momento en el cual pasan a ser de dominio público. A partir de entonces las fotografías pueden ser utilizadas por cualquier persona que así lo deseara sin necesidad de consentimiento explícito ni pago como contraprestación.

Derechos en fotografía: ejemplo de fotografía identificada

Los derechos morales harían referencia básicamente a la paternidad e integridad de la obra. Esto es, a que se reconozca a su autor y a evitar cualquier modificación de la misma. A él es a quien compete decidir si es divulgada y de qué manera, si lo hace bajo su nombre, un pseudónimo, logo o en el anonimato. Los derechos patrimoniales son relativos a la explotación económica por la reproducción, comunicación, distribución o transformación del trabajo.

Como en todo, existen ciertas limitaciones, a las que podemos dividir de una manera muy básica en cuatro grandes grupos; la defensa de los derechos humanos fundamentales, el interés público, las imperfecciones del mercado en que opera, así como la protección de la competencia. Si quieres más información, en la página web del Boletín Oficial del Estado (BOE) puedes encontrar todos estos datos explicados con mucho más detalle.

Derechos en fotografía: ejemplo de fotografía identificada

Una vez nuestro trabajo esté en Internet, es muy difícil hacer un seguimiento que nos asegure que nuestros derechos  en fotografía están siendo respetados. Existen varios tipos de licencias, desde las más estrictas, hasta otras con unas condiciones mucho más permisivas. Si te estás iniciando en la fotografía y prefieres que tu trabajo sea conocido antes que ganar dinero por él, seguro que te interesan las licencias Creative Commons. En total son siete, que puedes consultar en su sitio web para ver cuál se adapta más a tus necesidades.

En cualquier caso, antes de publicar nuestro trabajo en cualquier página, es importante leer bien los términos y condiciones de la plataforma. No podemos negar que solemos clickar siempre en “Aceptar” sin siquiera echarles un ojo. Esto nos puede traer serios problemas, ya que tal vez estemos transfiriendo nuestros derechos sobre la misma sin ser conscientes de ello. Te aconsejamos asimismo incluir una firma, ya sea tu nombre o algún tipo de seña que nos reconozca como autores, así como subirla en una resolución que permita ser disfrutada pero no copiada.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Estudiar fotografía