FotografíaMaquillajeEdición y postproducciónVideoEstilismo y modaPeluquería


Workshop Experience logotipo

Dick Smith: el maquillador que transformó el cine

El padre de la caracterización cinematográfica moderna

Si hay un nombre imposible de pasar por alto en el maquillaje y en la caracterización de cine, este es el de Dick Smith. Considerado “el padrino del maquillaje”, este artista estadounidense transformó el cine con sus trabajos minuciosos, innovadoras técnicas y su alta exigencia en los resultados. No en vano, a él se le debe el aspecto diabólico de la niña de El exorcista o el paso del tiempo de Don Vito Corleone en El Padrino. Estos dos míticos trabajos se encuentran entre las más de 80 películas que le hicieron ser uno de los profesionales más respetados y admirados de la industria. Hoy en día se sigue hablando de él y reconociendo su gran legado en los cursos de formación para futuros profesionales y su figura forma parte del Curso de Maquillaje y Caracterización de la escuela Workshop Experience en Madrid.

La trayectoria de Dick Smith

Richard Emerson Smith, conocido como Dick Smith, nació en 1922 en el estado de Nueva York. Fue estudiando en la Universidad de Yale cuando cayó en sus manos un libro sobre maquillaje teatral Paint, Paste and Makeup que le hizo despertar todo su interés por este ámbito. Comenzó su trayectoria en televisión, en la cadena NBC donde permaneció 14 años como director de maquillaje. Poco a poco fue combinando sus trabajos en series de ficción para televisión con largometrajes para el cine. Algunos de sus proyectos tempranos más destacables fueron convertir a Laurence Olivier en un enfermo de lepra en la adaptación de The Moon and Sixpence o los maquillajes de monstruos y rostros desfigurados en Way Out (1961).

Dick Smith recibe el Oscar honorífico.

James Earl Jones, Oprah Winfrey y Dick Smith, con el Oscar honorífico. Foto de A.M.P.A.S. vía Getty Images. Walt Disney Tv – DATG.

En 1965, Dick Smith publicó un libro con las instrucciones de su trabajo Do-It-Yourself monster make up que hoy en día es casi una obra de coleccionista. En el cine destacan sus intervenciones en Pequeño gran hombre, en la que envejeció a un joven Dustin Hoffman, El Padrino, El Exorcista, Taxi Driver, Starman y Amadeus del director Milos Forman por el que ganó un Oscar al mejor maquillaje en 1985. Además, Smith recibió otro premio de la academia honorífico a toda su carrera en 2012, dos años antes de su fallecimiento.

Técnicas del “padrino del maquillaje” de cine

Dick Smith fue pionero en el maquillaje protésico y en la caracterización, que aplicó a casi todos sus proyectos. Hasta su llegada, las prótesis se realizaban de una sola pieza pero él apostó por una nueva técnica de varias piezas de látex independientes entre sí y adheridas a la piel del rostro para respetar y potenciar las expresiones faciales del actor o actriz. Estudiaba cada arruga minuciosamente y podía tardar numerosos meses antes de dar el trabajo por bueno. De hecho, a pesar de las críticas que generaron sus métodos entre los profesionales de la industria, aquello que él inventó se popularizó muy pronto y es el origen de las técnicas utilizadas en nuestros días.

Además, junto a la caracterización y al envejecimiento de los personajes, Smith profundizó en otras aplicaciones del maquillaje como la creación de dispositivos que propulsaran sangre o vómitos de una forma realista y con métodos tanto manuales como a través de impulsos electrónicos. Un visionario que alaban los profesionales de la caracterización cinematográfica y que plantó la semilla de los efectos especiales que se iban a aplicar posteriormente.

Imagen de portada: Dick Smith en uno de sus proyectos, fotografía de dicksmithmake-up.com

Posted in

Deja un comentario