Los fantásticos efectos especiales de juego de tronos a análisis

Los FANTÁSTICOS efectos especiales de Juego de Tronos a análisis

¿Quién no conoce la adaptación de las novelas de Canción de hielo y fuego a la pequeña pantalla? Nos guste más o menos, seamos fieles seguidores o creamos que es una moda más, algo demasiado mainstream; lo cierto es que nadie puede negar la increíble calidad de los efectos especiales de Juego de Tronos.

La lucha entre dinastías para ocupar el Trono de Hierro y tener el poder sobre los siete reinos comenzó el 17 de abril de 2011 en Estados Unidos, nada menos que quince años después de la publicación de los relatos de George R. R. Martin. Fueron D. B. Wiss y David Benioff los encargados de hacerlo posible de la mano de HBO. Desde entonces se ha convertido en un auténtico fenómeno de masas que ha llegado hasta tal punto de que, según el INE (Instituto Nacional de Estadística), existen solo en nuestro país 41 Daenerys y 201 Aryas.

Efectos especiales de Juego de Tronos

En el año 2014 se convirtió en la serie más vista de la cadena, superando el estreno de la cuarta temporada a la emisión del capítulo final de una serie tan mítica como Los Soprano. En su palmarés encontramos un Globo de Oro y la friolera de 38 Emmy, además de otros treinta galardones más. Juego de Tronos ostenta además un Record Guiness por ser la serie más pirateada de la historia.

El coste de su producción es también destacado; sólo en el episodio piloto se dedicaron 10 millones de dólares del total de 60 que HBO invirtió en la primera temporada. Esta cifra ha ido en aumento a lo largo de las temporadas hasta superar los 100 millones. Esto se debe en primer lugar al recurrente rodaje en exteriores, para el que se han visitado distintas localizaciones a lo largo del planeta (Islandia, Marruecos, España…), además de los fantásticos efectos visuales que encontramos en cada episodio.

Efectos especiales de Juego de Tronos

Los efectos especiales de Juego de Tronos en la primera temporada corrieron a cargo de Blue Bolt, compañía que fue posteriormente sustituida por Mackevision y Rising Sun Pictures, que ha trabajado en más de un centenar proyectos cinematográficos del nivel de Harry Potter, X-Men y Gravity.

El uso del croma es esencial para completar decorados, crear animales fantásticos como los dragones o simular multitudes por ejemplo en las grandes batallas. La transformación final a través de programas informáticos es un trabajo minucioso de postproducción en el que Sam Conway, responsable de efectos especiales, está al frente.

[slideshow_deploy id=’16533′]

 

Según Conway, una de las claves del éxito de Juego de Tronos es la espectacularidad de las escenas. Esta espectacularidad se consigue con un trabajo digital que supone un auténtico reto técnico. El equipo de efectos visuales trabaja además con gas, agua, humo, viento, sangre y grandes dosis de pirotecnia. Como él mismo defiende, “Considero los efectos visuales una obra de arte. Realmente me encanta lo que hago”.

Si estás interesado en los efectos especiales de Juego de Tronos, HBO ha lanzado The Game Revealed, un conjunto de 7 capítulos en los que se explica con detalle el rodaje de cada uno de los episodios de la última temporada. Puedes dedicar el tiempo de espera hasta el estreno de la deseada 8º temporada en analizar la serie desde dentro, ¡te lo recomendamos mucho!

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Estudiar fotografía