Evolución de los cursos de maquillaje: el espejo y la cosmética

Descubrimos cómo ha evoluciONADO el maquillaje

Los que nos consideramos amantes de las artes estamos al tanto de las principales tendencias tanto en cine como fotografía, maquillaje… Es una constante carrera por aprender cuando justo sale una nueva tendencia, una nueva forma de maquillar sombras en el párpado, etc.

Sin embargo, eso no quita que en muchas de esas ocasiones se nos venga a la cabeza la idea de que las nuevas tendencias se han llevado en un momento anterior de la historia, pero aplicándolas un nuevo concepto o un nuevo matiz. Por eso, hoy nos centramos en el maquillaje y en su evolución para poder conocer cómo hemos llegado a este tipo de cursos de maquillaje que tenemos actualmente y el porqué de cursos de maquillaje como éste.

Maquilladora profesional trabajando frente a un espejo en una clase

El espejo como cambio drástico

Aunque parezca una absurdez, lo cierto es que el espejo ha supuesto un cambio importantísimo a la hora de poder aprender maquillaje. Ha sido uno de los inventos previos a la cosmética que quizá más se nos pasa inadvertidos pero que sin embargo, más ha aportado a la evolución de una taller o un curso de maquillaje.

Ni que decir tiene cuando hablamos ya no de cursos o formaciones, sino en nuestra vida cotidiana.

El espejo moderno como tal fue inventado por Justus von Liebig, un alemán que en torno a 1835 consiguió el acabado de cristal y reflejo que ahora utilizamos. Evidentemente, el cristal ya se utilizaba mucho antes, sobre todo en Egipto y Mesopotamia en el 4.000 a.c. con el uso del cobre pulido.

Quizá te parezca absurdo pero, ¿Cómo sería un curso de maquillaje actualmente si no existieran cristales?

Nuestros cursos de maquillaje se desarrollan en espacios totalmente acristalados. Con esto conseguimos que el maquillador por un lado, pueda tener el control absoluto del maquillaje que está desarrollando, así como diferentes perspectivas del mismo; y por otro lado, que los alumnos sean capaces de ver in situ cómo el profesor aplica el maquillaje en las demostraciones que lleva a cabo para guiarle.

Mujer joven en espejo en curso de maquillaje

Nacimiento de la industria cosmética

Un curso de maquillaje sería imposible sin lo que hay detrás de la cosmética. La industria cosmética como la conocemos nace a partir de la Segunda Guerra Mundial y tres impulsores: fueron Elizabeth Arden, Helena Rubinstein y Max Factor. Los tres fueron los que junto a Revlon, establecieron lo que conocemos hoy como el mercado de la cosmética moderna.

Aunque el concepto de cosmética como tal ya viene registrado en manuscritos del Antiguo Egipto, obteniéndose los primeros cosméticos de las plantas y de los animales; hasta este momento no se realiza una producción industrial.

Si nos remontamos a la actualidad, las cosas han cambiado en gran medida, ya que la cosmética engloba tanto el maquillaje, como los perfumes y otros productos de higiene personal como champús, jabones y productos para el cuidado dental.

Hoy en día la cosmética gira en torno al mundo de la innovación y las marcas compiten para lograr estar a la cabeza de los tratamientos más novedosos que logren una piel perfecta, la fórmula de la juventud eterna y nuevos ingredientes que sean cada vez menos agresivos para el usuario. De esta forma, el ciclo de vida de la mayoría de los productos cosméticos no suele llegar a los cinco años. Por eso es cada día más importante estar al tanto de las novedades a través de los cursos de maquillaje.

Pinceles y productos cosméticos en un curso de maquillaje profesional

Para terminar y como buena noticia para los amantes de la cosmética, solo queremos hacer hincapié en que la industria europea es líder mundial y genera una significativa tasa de empleo. Así que está claro que por el momento tenemos asegurado el acceso a los productos más innovadores del mercado y que esta industria tiene futuro.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email