Facechart: técnica imprescindible para el maquillador

Muchos maquilladores utilizan facechart para sus trabajos pero ¿realmente es imprescindible? Con los conceptos que te mostramos a continuación comprenderás que sí lo es

Un facechart es un dibujo esquemático de un rostro sobre papel. Todos incluyen los puntos de referencia básicos: el contorno de la cara, los ojos y la boca. Pero a partir de ahí cada maquillador realiza un diseño totalmente diferente. Tanto es así, que Workshop Experience ha decidido desarrollar un Taller de Facechart para enseñar esta importante herramienta. 

Los facecharts pueden ser simples si solo utilizas una o dos sombras en los ojos y un maquillaje natural en el rostro; o complejo si se incluyen maquillajes elaborados en los ojos o un contorneado complejo en el rostro. En este campo se incluyen los maquillajes de fantasía ya que tienen múltiples detalles y son bastante complejos.

Alumnos trabajando en sus facechart
Clase de Facechart en Workshop Experience

Ventajas de los facecharts

Una de las ventajas al utilizar facechart es que no necesitas a una modelo para plasmar tus ideas, puedes realizar el facechart cuando quieras y además nos permiten trascender el espacio y el tiempo. Otra de las grandes ventajas es que en los laterales del papel se pueden hacer anotaciones como los productos utilizados, los tonos ,etc…

Por último, una buena realización de los facecharts ayuda al maquillador a tener un buen portfolio y permite enseñarlo todas las veces que se quiera ya que son almacenables y perpetuos en el tiempo.

Facecharts de fantasía
Ejemplo de facecharts de fantasía por MAC

¿Cómo enfrentarse a un facechart?

Para poder maquillar un facechart tenemos que tener en cuenta los productos, ya que no son los mismos productos que emplearíamos en un maquillaje a una persona real.

Debemos  realizar pequeñas variaciones a la hora de maquillar el facechart, como por ejemplo a la hora de hacer pestañas, en este caso nos servimos de un recurso que nos haga parecer pestañas con máscara y es un rotulador fino negro.

Otro ejemplo son los labios glossy, no se puede poner gloss en el facechart, queda grasiento y además se pega. En lugar de eso, el recurso que se empleado es maquillar el labio con el tono que se quiera usando sombra y después con un pincel y pintura acrílica blanca realizar dos líneas.

Una de las marcas de maquillaje pioneras en realizar facechart fue MAC, más tarde se unirían las demás firmas.

Materiales necesarios para hacer facecharts

Para poder realizar un facechart es necesario tener un papel adecuado para maquillar. Actualmente hay muchas marcas que venden blocs con plantillas de facecharts, como por ejemplo Stage Line o Graftobian. También son fáciles de conseguir en internet, ya que en los tiempos que corren todas las firmas tienen sus propios modelos de facechart. Hay gran variedad de ellos, con diferentes formas de rostro, e incluso maquillados, para los maquilladores principiantes son de gran ayuda, ya que les permiten buscar ideas, fijarse en las técnicas empleadas y sirven de inspiración. 

Existen muchos maquilladores que son conocidos, a parte de sus trabajos como maquillador profesional, por sus trabajos como maquillador de facechart. Este es el caso de Ángel Marta, profesor de maquillaje en nuestra escuela. Por otro lado, en el ámbito internacional destaca Sonya Miro de Moscú, Rusia.

Ejemplo de Facechart
Facechart by Ángel Marta en Workshop Experience

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email