WeBlog

Fotografía gastronómica vs fotografía de Instagram

La fotografía gastronómica  ha conseguido más seguidores que nunca en los últimos tiempos.

En parte que haya aumentado el número de seguidores es por la tendencia actual. Tanto en las redes sociales como en los programas de televisión, se da mayor protagonismo a la comida. Y con ella, se da más importancia a los modos de vida saludables que antes. Por eso la fotografía gastronómica está hoy más presente que nunca.

Es un alivio comprobar que la gente se preocupa cada vez más por lo que come. Aunque, a veces, tener que asistir en directo a todas las comidas que realiza una persona en su cuenta de Instagram puede llegar a cansar. Sobre todo cuando esa persona no cuida lo que sube. Hablamos de esas cuentas que, más que darnos hambre ocurre lo contrario.

Y, sin embargo, son cada vez más las cuentas de esa red social que ganan seguidores. Lo único que tienen que hacer es subir fotografías de platos con un aspecto delicioso. Y ya con eso se ganan al público. ¿Qué es lo que diferencia, entonces, una cuenta de Instagram de comida mediocre y una que merezca la pena seguir?

Fotografía Gastronómica digital

Microcurso de Fotografía Gastronómica de Workshop Experience

Es indudable que algunos tienen más mano para la cocina que otros. Pero, aquí, lo importante no es tanto que sepa bien como que pinte bien. Por ello, muchos instagramers de comida lo que hacen es decantarse por alimentos coloridos que llamen la atención. Con ellos hacen mezclas que tengan una pinta apetecible. Predominan frutas y postres. Porque,  ¿a quién no le apetece siempre un buen postre?

Es importante que, siendo fotógrafo gastronómico, cuides siempre los detalles. Tu compañero del trabajo que sube la foto de su plato de jamón seguramente esté lleno de pequeños elementos que arruinan la foto. La clave está en tener presentes todas las cosas que aparecen en cuadro.

Fotografía Gastronómica Workshop

Microcurso de Fotografía Gastronómica de Workshop Experience

Siendo instagramer el proceso de fotografiado de los alimentos es mucho más sencillo y rápido que el de un fotógrafo culinario profesional. Una sesión de fotos de comida puede durar horas, contando no solo con la elaboración del producto sino del fotografiado en sí. No solo eso sino que se cuenta, en la mayoría de casos, con una estilista de comida. Esta figura es la que se encarga de que la comida que va a ser retratada tenga un aspecto apetitoso.

Normalmente lo que triunfa en Instagram son los platos bien iluminados por luz natural, en los que se aprecien elementos claros (maderas, telas blancas, mármoles…). Sin embargo, a los profesionales no les da miedo jugar con la luz y los elementos a su alcance. Pero siempre hay que tener presente que la comida es lo más importante. Así, podemos encontrarnos fondos negros, oscuros, una luz directamente en la comida, etc.

Fotografía Gastronómica

Microcurso de Fotografía Gastronómica de Workshop Experience

Lo que está claro es que recargar en demasía el cuadro con elementos inútiles hace que perdamos atención de lo que es realmente importante: la comida.
No todos tienen la misma capacidad para fotografiar y subir a internet sus creaciones culinarias. Se nota cuándo alguien sube su comida y no nos aporta nada y cuándo sí. Si te interesa este campo profesional  has de tener en cuenta que no siempre es sencillo. Y, principalmente, que tienes que estar preparado y formado para hacerlo bien. Si quieres ser el mejor fotografiando tu comida en Instagram, echa un vistazo a nuestro Microcurso de Fotografía Gastronómica.  Te aseguramos que tus platos no tendrán ningún misterio para  Instagram.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

WORKSHOP EXPERIENCE EN FOTOS

Cerrar

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER:

Apúntate a nuestra Newsletter para estar informado de todas las novedades


Cerrar