Maquillaje primera mitad del siglo XX

La historia del maquillaje durante la primera mitad del siglo XX

Conoce los momentos más icónicos del maquillaje en la primera mitad del siglo xx

El siglo XX es una época llena de avances el mundo del make up, aunque ya hablamos del origen y la historia de tendencias y productos habituales en nuestro maquillaje del día a día como el delineador gráfico, el colorete o el color camel, hoy hacemos un repaso de cómo el siglo XX cambió la forma de entender el maquillaje.

Los primeros años del siglo XX fueron una revolución ya que nace la industria del maquillaje con la producción y distribución de los productos, aunque la forma de maquillarse continuaba anclada en siglos anteriores: el tono de piel seguía siendo un distintivo de la clase social y los cabellos eran en su mayoría largos, buscando siempre la ondulación.

Con la idea de un “rostro perfecto”, muy presente en la época, se buscaba siempre un tono de piel blanco a través del uso de polvos de arroz cada vez más elaborados, en 1904 de la mano del perfumista Caron surgieron los polvos perfumados que olían a la fragancia Tabac Blonde. También durante estos años se empezaron a tomar control sobre los productos de maquillaje nocivos para la salud.

Si bien debemos destacar las figuras que impulsarían la industria del maquillaje durante esta época fueron Elizabeth Arden que abrió uno de los  primeros salones de belleza en 1908 y Helena Rubinstein, creadora de una de las primeras cremas para mantener la piel tersa en 1909.

Helena Rubinstein maquillando a principios de siglo
Helena Rubinstein

Durante la primera década del siglo XX se produce un gran cambio en la mentalidad de la época, con la aparición del cine se hace indispensable el uso del maquillaje. Un joven ruso, Max Factor, se muda en 1914 a Los Ángeles y empieza a fabricar y vender productos cosméticos, tal fue su éxito que rápidamente empezó a trabajar para las estrellas de Hollywood y hasta ganar un Óscar. Otro de los avances de Max Factor fue el comercializar sombras de ojos y lápices para las cejas, algo que solo estaba al alcance de las famosas de la época. Entre las técnicas de maquillaje utilizadas en este momento fueron: el uso de uno o dos tonos de maquillaje más claros que el tono natural (para dar aspecto de porcelana), el párpado móvil se pintaba por completo con un lápiz negro y se difuminaba hasta el párpado superior sin invadir la ceja,  se aplica buena cantidad de sombra y máscara de pestañas, para los labios se usaban tonos oscuros como el granate y en los pómulos tonos rosas.

Los años 20 fueron una época de revolución y liberación femenina en los que el maquillaje dio un giro de 360º, ahora no se buscaba la perfección sino la provocación, sin cambiar el tono blanquecino del rostro pero introduciendo además de una difuminada raya negra, sombras de ojos de colores rojos o morados, labios color rojo oscuro, cejas depiladas y colorete aplicado de forma redondeada sobre los pómulos. Son años de grandes avances en el mundo de la cosmética, destaca en 1922 la aparición de la laca de uñas y la máscara de pestañas resistente al agua, en el año 1927 surge una nueva barra de labios que emulsiona al entrar en contacto con la saliva y se convierte en un boom en el mercado de los cosméticos, y en 1928 llega al mercado la micronización, que permite a los polvos un toque más fino y ligero.

Conforme pasan los años, la industria del maquillaje se vuelve más asequible a todos los niveles sociales y en la década de los años 30, Hollywood sigue siendo el referente con actrices como Audrey Hepburn o Greta Garbo. La visión de la provocación de la década anterior ahora es vista como vulgar, en estos años se apuesta por la elegancia y la naturalidad: aparece el eyerliner el cuál pintaba trazos muy finos, sombras en tonos dorados o plateados, colorete difuminado y labios en tonos marrones o granates.

fotograma de la actriz Audrey Hepburn
Audrey Hepburn

Numerosas empresas de cosméticos empiezan a surgir como en el año 1932, cuando la marca Revlon lanza una línea de lacas de uñas a juego con la barra de labios. Max Factor también sigue triunfando con el lanzamiento de Pan-Cake Make-Up, un maquillaje con distintos tonos de piel y versiones en polvo y pasta.

Cartel promocional del maquillaje
Pan-Cake Make Up

Durante la II Guerra Mundial, el maquillaje tuvo un papel secundario en la forma de vida de las mujeres de la época. Las características del maquillaje de las décadas anteriores dejan paso a la abstinencia de maquillaje y a los colores oscuros. Pero durante estos años encontramos el contraste entre Francia dónde las mujeres francesas quieren demostrar su independencia y siguen utilizando maquillaje, y Alemania dónde el régimen nazi veta los cosméticos. Al finalizar la Guerra, los tonos oscuros en los labios que veíamos antes de su comienzo desaparecen para dar protagonismo a los ojos.

Marilyn Monroe
Marilyn Monroe

Hasta aquí el primer repaso de los acontecimientos más importantes de la historia del maquillaje durante la primera mitad del siglo XX, ¿Cómo se entendió el maquillaje después de la II Guerra Mundial? Te lo contamos en el próximo post!

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Estudiar fotografía