Imagen personal, la importancia de la primera impresión

¿Por qué cuidar nuestra imagen personal?

Según el famoso psicólogo alemán Albert Mehrabian, durante el proceso comunicativo más de la mitad de la información que percibimos procede de la comunicación no verbal, dentro de la que podemos incluir la imagen personal. Hay una creencia generalizada de que cuidar la imagen personal es algo frívolo y superficial. Nada más lejos de la realidad.

La imagen personal es lo que mostramos al exterior, por lo que tiene que estar siempre en consonancia con lo que verdaderamente somos. Es posible que nos consideremos personas alegres y divertidos, pero si vestimos ropa seria, mantenemos una postura cerrada de brazos cruzados o no sonreímos con frecuencia, estamos mostrando una imagen que realmente no nos representa.

Para definir nuestra imagen personal, lo primero que tenemos que hacer es un autoanálisis que nos permita descubrir cuáles son nuestros defectos y nuestras virtudes. Los primeros trataremos de suavizarlos y con el tiempo eliminarlos, y las segundas las potenciaremos al máximo. Por otra parte, resulta interesante conocer cómo nos perciben los demás para lograr ese equilibrio.

Imagen personal: Edward L. Thorndike
Edward L. Thorndike

No podemos olvidar que sólo hay una oportunidad para causar una buena primera impresión. Los psicólogos sociales afirman que los primeros cinco minutos son críticos, ya que las percepciones que se obtienen durante ese tiempo son muy difíciles de modificar. Sin embargo, con los primeros segundos basta para hacernos una idea de cómo es la persona que tenemos delante.

Y nos preguntaremos, ¿cómo en un periodo de tiempo tan breve podemos formar esa primera impresión? La respuesta es simple, tiene que ver con el proceso de evolución de nuestra especie. Cada día nos llegan millones de estímulos que no podemos descifrar de forma completa porque perderíamos eficiencia. Lo que hace el cerebro es clasificarlos y formar un juicio rápido.

Hace millones de años la supervivencia muchas veces dependía de decidir rápidamente si algo era peligroso o no. Imaginemos que todavía vivimos en las cavernas. Estamos durmiendo y de repente escuchamos un ruido. Podemos pensar que simplemente es una rama de un árbol que se ha caído y no preocuparnos. Sin embargo, otros pueden creer que es un animal que viene a atacarnos y salir corriendo. Si están en lo cierto, no habríamos creado una primera impresión ajustada a la realidad. Probablemente ellos salvarían sus vidas y nosotros no, es lo que se llama selección natural.

Imagen personal: Christian Dior
Diseño Christian Dior

En la actualidad no dependemos de la primera impresión para sobrevivir, pero sí para encontrar un trabajo o relacionarnos con gente nueva. Por supuesto lo fundamental es siempre la higiene, pero la imagen personal va mucho más allá. Simplemente un mal gesto, aunque lo realicemos de manera inconsciente, puede costarnos caro gracias al denominado “Efecto halo”.

La teoría del “Efecto halo”, planteada por el psicólogo Edward L. Thorndike en el año 1920, se basa en la generalización a partir de una única característica. Por ejemplo, si nos han hablado mal de una persona a la que no conocemos y en algún momento nos la presentan, lo más probable es que tendamos siempre a atribuirle aspectos negativos que van a impedir saber realmente cómo es.

Con un simple vistazo podemos hacernos una idea sobre aspectos como la edad de una persona, el nivel socioeconómico, determinadas características de su personalidad… Por todo ello es esencial cuidar nuestra imagen personal para no mostrar una idea equivocada de lo que somos. Lo más importante siempre es sentirnos bien con nosotros mismos, porque eso nos generará una seguridad que los demás van a percibir.

Imagen personal: Christian Dior
Desfile Christian Dior

Debemos cuidar nuestra vestimenta, la forma en la que nos movemos, pero sin renunciar nunca a nuestra personalidad. Como decía Christian Dior, “el estilo es una forma de decir quien eres sin tener que hablar”.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email