WeBlog

Macrofotografía: consejos para un principiante

Captar elementos reducidos en gran tamaño se conoce como macrofotografía

Mucha gente se encuentra con imágenes de macrofotografía en internet. Sin embargo, lo que no muchos saben es que en su mayoría de veces tiene un fin científico. Las imágenes sirven para estudiar insectos o flores mejor gracias a los detalles que se captan.

La macrofotografía consiste en realizar instantáneas a elementos de un tamaño reducido a una escala mayor a la del objeto en cuestión. Es decir, aquellas cosas pequeñas aumentan de tamaño en la imagen gracias a una lente de aumento o a un objetivo macro.

Los principales sujetos de estas fotografías son los insectos. Lo que nos permiten estas fotografías no es otra cosa que ver mucho más de cerca los detalles de aquello que retratamos. Los ojos de una mosca, la textura de una hoja o los detalles de una flor pueden apreciarse mucho mejor cuando se ven tan de cerca.  Pero no solo cumple una función científica. Las fotografías que puedes obtener son impresionantes. Tienen una belleza artística que atrae a muchos fotógrafos.

macrofotografía, Fernando Kokubun. Moth

Fernando Kokubun: Moth | Fuente: Flickr

La práctica

Como con todo, conseguir las mejores instantáneas es cuestión de práctica y de formación. Seguramente, las primeras veces que juegues con un macro objetivo no consigas plasmar del todo la imagen que habías pensado. Por ello no hay que desanimarse y seguir haciéndolo lo mejor que puedas, y para ello te puede ayudar contar con los mejores profesores, como en el Curso Superior Universitario de Fotografía Profesional de Workshop Experience.
No puedes pretender que las primeras veces te salga perfecto. Tampoco puedes empezar a fotografiar elementos con una complicación artística demasiado alta. Lo mejor es empezar con cosas sencillas y, sobre todo, estáticas. Un bolígrafo, el detalle de una pared, una uva… Cosas pequeñas que sean sencillas de retratar y que no te exijan prisa. Si quieres comenzar fotografiando insectos puede darse el caso de que, entre la preparación del plano y la falta de técnica, el resultado sea terrible.

Macrofotografía Marshal hedin

Marshall Hedin | Fuente: Flickr

Lo más sorprendente de la macrofotografía es que te das cuenta de detalles que se pierden a simple vista. Texturas, colores y formas que se escapan al ojo humano y que, solo al ampliarse la imagen, pueden apreciarse. En la mayoría de cámaras encontramos el símbolo de la flor negra, que supuestamente está pensado para fotografiar elementos pequeños. Si quieres convertirte en un experto en microfotografía con eso no te vale. Tienes que ir más allá, aunque ello suponga comprar un nuevo objetivo. Puedes utilizarlo como inicio de tu aprendizaje, pero con eso no basta. Llegado un punto, quedas limitado con esa función y has de seguir aprendiendo.

El equipo

Para realizar este tipo de fotografía no vale cualquier objetivo. Los objetivos normales tiene un límite de proximidad, una distancia en la que la nitidez y el enfoque terminan. A partir de ese punto, el objeto queda desenfocado. Con los objetivos macro esa distancia de enfoque se reduce considerablemente. Lo que esto te permite es acercarte al objeto que quieres fotografiar hasta prácticamente tocarlo. Un objetivo macro debe ser capaz de aumentar el tamaño del objeto que se retrata al menos en un 50%.

Macrofotografía Red Ant, M. Sabriamin

M. Sabriamin: Red Ant | Fuente: Flickr

Este tipo de objetivos suele tener una distancia focal entre los 50 y los 200 mm, y lo recomendable es utilizar una apertura de diafragma lo más grande posible. Normalmente, cuando vas a comparte un objetivo macro, suele aparecer en la caja especificado. En la descripción del objetivo se explica que es un “macro” y para lo que sirve.

La técnica

Pero el objetivo no lo es todo para realizar una buena fotografía. El enfoque puede ser tu mayor aliado. El juego enfoque/desenfoque es lo que acaba dándole a la fotografía ese carácter que tanto gusta a la gente. Lo importante ha de ser lo que quede mejor enfocado y a lo que daremos más importancia.

Para evitar que la foto quede borrosa y se eche a perder todo nuestro trabajo, conviene utilizar un trípode. Sabemos que cuanto más abierto tengamos el diafragma o cuando nuestra velocidad de obturación sea baja, mayor posibilidad hay de movimiento. También sabemos que cuanto más nos acercamos a un objeto y más detalles queremos captar, más probable es que la imagen vibre. Utiliza un trípode, preferiblemente uno pequeño y manejable que te permita moverte hacia delante o hacia atrás con facilidad.

macrofotografía, Yohendra Joshi

Yohendra Joshi: The kiss of the devil | Fuente: Flikr

Finalmente, con la macrofotografía ocurre lo mismo que siempre. Como fotógrafo has de utilizar todos los elementos a tu alcance para componer tu fotografía. A esto se le une un factor, que es que lo que estás fotografiando no sabe que lo estás haciendo. Como ocurre con la fotografía de naturaleza, tienes un tiempo limitado para disparar. Juega con lo que puedas. Utiliza la luz natural a tu favor. Si aun así no es suficiente utiliza esticos, canalizadores de luz o luz artificial (como flashes o focos). controla los elementos que salen en cuadro, si hay viento usa un cortavientos, si llueve usa el agua a tu favor, etc. No tengas miedo de probar cosas, al fin y al cabo de la experiencia es de lo que se aprende.

Pero, sobre todo, la principal recomendación que se puede hacer es que te guste lo que haces y que disfrutes con ello. La macrofotografía requiere de una gran paciencia para conseguir lo que se desea. Poco a poco y fotografía a fotografía se irá mejorando. Pierde el miedo a disparar la cámara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

WORKSHOP EXPERIENCE EN FOTOS

Cerrar

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER:

Apúntate a nuestra Newsletter para estar informado de todas las novedades


Cerrar