Maquillar los ojos según su forma, claves y consejos

COMO MAQUILLAR LOS OJOS SEGÚN SU FORMA: LAS MEJORES INDICACIONES PARA SACARLE EL MÁXIMO PARTIDO A TODAS LAS MIRADAS

Maquillar los ojos correctamente es un aspecto fundamental para conseguir un maquillaje completo. Para lograrlo debemos tener en cuenta elementos básicos como el color y la forma. El primer paso es identificar el tipo de ojo y sus potenciales para saber qué técnicas de maquillaje debemos aplicar para así poder sacarle todo el provecho y conseguir una mirada perfecta. En cuanto a la forma, podemos encontrar ojos redondos, rasgados, almendrados o caídos.

La forma almendrada es ideal porque es la que presenta una mayor simetría. Depende de la ocasión y de lo que que se quiera resaltar, los maquillaremos de diferente forma. Si buscas un look de noche te aconsejamos un smookey eyes, que realzará al máximo una mirada seductora. Si buscas un maquillaje más discreto utilizaremos tonos nude o beige mezclados con colores tierra. Se aplica el tono más claro en el arco de la ceja y el tono medio difuminado con un pincel de pelo natural para el párpado móvil. Para la cuenca del ojo, escogeremos el tono más oscuro y lo difuminaremos en base a la forma que más nos guste. En cuanto al delineado, puedes utilizar un lápiz de ojos pegado a la línea de las pestañas o un eyeliner. La máscara de pestañas se aconseja aplicarla de mitad del ojo hacia fuera para resaltar aún más la forma almendrada.

 

Para los ojos redondos, el objetivo es darle esa forma almendrada de la que hemos hablado. Escoge dos tonos de sombras, uno claro o medio y uno oscuro. Utilizaremos el color más claro para el párpado móvil y aplicaremos el oscuro sobre el tercio externo del ojo en forma de V girada. Después, debes difuminarla hacia afuera para disimular la forma redondeada. Es fundamental el delineado trazando una línea desde la mitad del ojo hasta el final, de forma ascendente. Con la máscara de pestañas, seguiremos la misma técnica: desde la mitad del ojo.

El método para los ojos descendentes o caídos es muy similar. El objetivo es realzarlos y conseguir una mirada más despierta. La forma más sencilla es con un delineado fluido. Empieza por la parte superior del ojo desde la mitad hasta el final, y a ras de las pestañas. Cuando llegues al final, el trazo debes llevarlo hacia arriba dibujando una especie de rabillo. Puedes repetir el paso en la parte inferior y juntarlas ambas, esto le dará un toque de mirada felina. En cuanto a la máscara, aplica abundantemente en las pestañas más alejadas del lagrimal y con las de abajo igual.

Si te encuentras con unos ojos rasgados, tienes que tener en cuenta que el párpado móvil suele ser muy pequeño. Debes buscar profundidad y por ello, es importante que utilices tonos oscuros. Coloca una sombra oscura por todo el párpado móvil, desde el interior al exterior del ojo. Difumina esta sombra hacia el párpado fijo creando un efecto degradado. Dibuja una línea muy fina a ras de las pestañas y añade el toque final con la máscara en un tono negro intenso.

Como maquilladores tenemos que tener en cuenta muchos factores como estos para que nuestro trabajo sea lo más profesional y competente.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email