Potenciar la creatividad: rutinas para fotógrafos profesionales

Ejercicios que podemos realizar para potenciar la creatividad

Hace unos días hablábamos de las frustraciones más comunes de un fotógrafo y una de ellas es la falta de ideas para nuevos proyectos. Muchas veces nos pasa que sufrimos una especie de bloqueo mental y parece que las ideas no llegan a nuestra cabeza. Potenciar la creatividad es muy importante si eres fotógrafo profesional o aficionado, seguro que alguna vez has experimentado esa sensación de bloqueo. 

Además, también puede ocurrir que las ideas que se nos ocurran no nos parezcan demasiado buenas o nos dé miedo exponerlas por si no son bien recibidas o aceptadas. Nuestro consejo es que no le pongas trabas a tu imaginación, ¡nunca se sabe…!

Por esta razón, en este post te vamos a proponer una serie de ejercicios muy simples que puedes realizar cada vez que sientas que te falta inspiración.

Relajar la mente y el cuerpo

Aunque puede parecer una tontería, muchas veces el bloqueo mental puede ser derivado de la acumulación de estrés. El cuerpo, al igual que la mente también puede saturarse, por lo que para que nuestra mente esté liberada nuestro cuerpo también debe estarlo, como se suele decir: “mens sana in corpore sano”. El deporte es un gran aliado en estos casos, verás que si lo practicas a menudo la mente se relaja  los pensamientos se aclaran.

Objetivo y paisaje
Vía Pixabay

Combinar ideas

A veces tenemos una idea que no nos llena del todo o creemos que no es lo suficientemente “potente”. En estos casos puedes probar a combinar dos ideas, encontrar un nexo de unión entre ellas y unirlas, igual así surge una idea el doble de impactante.

Cuaderno y boli

¿No os ha pasado alguna vez que estáis fuera de casa y se os ocurre una idea buenísima y al llegar a casa no os acordáis de ello? Bien, sabiendo la frustración que esto supone, es una gran idea llevar siempre con nosotros un cuaderno o libreta y un boli para poder ir apuntando todos lo que se nos ocurra.

También es bueno apuntar todo aquello que vamos viendo que nos inspira, o cosas que hemos visto y que han creado un sentimiento en nosotros. Para aquellos que no quieran cargar con una libreta y un boli también lo podéis apuntar en el móvil, en la aplicación que tengáis para escribir notas. Así, cuando sintáis que estáis bloqueados, siempre podréis recurrir a ello como fuente de inspiración.

Recordar hechos pasados

Hay estudios que demuestran que recordar hechos pasados de nuestra vida y preguntarnos ¿qué hubiera pasado si…? aumenta nuestra creatividad. Quizás pensar en que hubiera podido pasar si hubiésemos tomado una decisión en vez de otra es una forma de activar nuestra imaginación y, por consiguiente, nuestra creatividad. Explorarnos a nosotros mismos y a nuestras experiencias personales puede ser una fuente muy interesante cuando nos quedemos sin ideas.

Camino con flecha
Vía Pixabay

Leer y escribir

Este es el último consejo, escribir mantiene nuestra mete en activo, y leer es una gran fuente de conocimiento que puede inspirarnos sin darnos cuenta. Una mente activa y llena de cultura siempre va a ser más eficiente que una mente sedentaria.

Libros sobre fotografía
Vía Pixabay

¿Cuál es tu técnica para potenciar la creatividad? Cuéntanosla en los comentarios.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email