FotografíaMaquillajeEdición y postproducciónVideoEstilismo y modaPeluquería


Workshop Experience logotipo

Smokey eyes: el rey de la mirada

Smokey eyes: la técnica de ojos ahumados

La técnica de los ojos ahumados o smokey eyes es uno de los maquillajes más populares en publicidad y editoriales de moda. Tradicionalmente, se ha relacionado con fiestas de noche y grandes eventos pero las nuevas tendencias van más allá de un maquillaje sobrecargado y apuestan por looks renovados.

El smokey eye ha ido evolucionado y aunque es muy común verlo en tonos oscuros como el negro y los grises existen múltiples posibilidades. De las más creativas a las neutras, suaves y delicadas, con varios tonos, con o sin eyeliner, con pigmentos dorados o plateados… La técnica de los ojos ahumados admite versiones tan diversas como sea la imaginación del maquillador. No obstante, hay algunos pasos a seguir indispensables que conocerás en profundidad dentro del temario de nuestro curso de perfeccionamiento en maquillaje de la escuela Workshop Experience.

Pero, antes de continuar, ¿de qué hablamos cuando hablamos de smokey eyes? La técnica de los ojos ahumados no es más que un tipo de maquillaje que cubre el párpado móvil con un degradado cromático.

Pat McGrath, maquilladora profesional.

Make-Up de Pat McGrath para Vogue París

Los gurús de la técnica smokey eyes

Si bien es cierto que todos los maquilladores profesionales realizan esta técnica en múltiples ocasiones durante su vida profesional, queremos poner el foco en los grandes gurús a nivel internacional que todavía siguen explorando las posibilidad de los ojos ahumados. Así, François Nars, creador de la marca que lleva su nombre, ya aplicó esta técnica a las supermodelos de los 90 y Bobbi Brown, fundadora de la marca aunque desde 2016 está desvinculada a ella, también enseña esta práctica en sus múltiples formaciones por todo el mundo. Pat McGrath, una de las maquilladoras más influyentes, aplica smokey eyes en negros verdes y morados extremos con texturas metálicas. Y, por otro lado, Mario Dedivanovic, conocido por ser el maquillador de Kim Kardashian y el precursor del contouring, también utiliza esta técnica en muchos de sus trabajos.

Kim Kardashian maquillada por Mario Dedivanovic

Make-Up de Mario Dedivanovic Photo de Greg Swales

Smokey eyes, paso a paso

Hay muchas formas de realizar unos smokey eyes y cada profesional utiliza sus propios trucos. En los cursos de maquillaje profesional de Workshop Experience encontrarás información exhaustiva sobre cómo llevarla a cabo pero aquí te resumimos en pocas palabras algunos de los pasos básicos.

  • En primer lugar es imprescindible eliminar la grasa de los párpados y así promover que las sombras se deslicen y no se acumulen en los pliegues del párpado móvil.
  • Posteriormente, hay que aplicar una prebase que ayude a fijar el producto.
  • Es conveniente también trabajar el rostro cubriendo las ojeras e imperfecciones ya que así el resultado final será más impactante.
  • Aplicar una sombra suave para unificar el tono del párpado antes de empezar con la combinación de sombras.
  • Se puede aplicar eyeliner recorriendo la línea de las pestañas superiores e inferiores y difuminarlo suavemente creando un efecto degradado.
  • Con brocha, aplicar la sombra más intensa en el párpado móvil e ir difuminando hacia el exterior. Combinar con dos o más sombras de diferentes tonos dependiendo del resultado que se desee.
Smokey eyes by Mario

Make-Up de Mario Dedivanovic

¿A quién favorecen los smokey eyes?

Como normal general, podemos decir que este maquillaje favorece a todo el mundo. No obstante, sí que hay que tener en cuenta ciertos puntos para sacar todo el partido a la técnica de los ojos ahumados. Por ejemplo, en el caso de ojos hundidos, es importante evitar los colores oscuros y apostar por hacer el ahumado en tonos más luminosos. En ojos muy juntos hay que aplicar colores claros en el interior del ojo y el degradado a tonos oscuros debe hacerse hacia el exterior, para dar sensación de que la distancia es mayor. Para ojos separados es mejor aplicar los tonos oscuros en el interior y el degradado a claros hacia el exterior.

Respecto a los colores, los tonos oscuros son adecuados para la mayoría de los ojos. Ahumados en negro, marrón y metalizados son perfectos para ojos marrones, en cambio, los ojos verdes se verán favorecidos por las sombras marrones, doradas o moradas. Los ojos azules quedan muy bien con smokey eyes en tonos azules, rosas y plateados.

Posted in

Deja un comentario