Tipos de iluminación en fotografía de producto

Aprende algunos tipos de iluminación eN fotografía de producto

La fotografía de producto es una de las modalidades de la fotografía profesional de estudio. En ocasiones se confunde con la fotografía publicitaria, siendo la principal diferencia entre ellas que en este tipo de trabajos se retrata el sujeto inmerso en un contexto concreto. Por el contrario, en la fotografía de producto, éste aparece aislado en un fondo liso, que suele ser blanco o negro. El destino de estas imágenes es o bien un catálogo o bien una página web, es decir, para un ecommerce.

Para la iluminación, generalmente utilizaremos fuentes de luz artificial difusa, con el objetivo de que no se generen excesivas sombras sobre el producto. La potencia de la misma va a depender principalmente de la profundidad de campo, pero será siempre superior a 550W.

Tipos de iluminación: ejemplo fotografía de producto
The Coca-Cola Company

Es importante utilizar una correcta iluminación para que el resultado de la imagen no tienda a tonos grisáceos.  Cuando nos ocurre esto significa que no hemos medido correctamente la luz, lo que solucionaremos utilizando un fotómetro. Se trata de una herramienta que mide la luz reflejada y nos da valores de exposición precisos siempre que se realice sobre un elemento gris neutro.

El gris neutro es un tono que refleja el 18% de la luz que recibe. Como puede resultarnos complicado encontrar un elemento de este color, nos ayudaremos de cartas de gris neutro que podemos encontrar en cualquier establecimiento especializado.

Tipos de iluminación: carta de gris neutro
Znlkyphoto

Sobre fondo blanco

El fondo blanco en la fotografía de producto es sin duda el más utilizado. Para comenzar necesitaremos un elemento de este color que nos sirva como fondo. El blanco refleja mucha más luz que el gris, pero según el tipo de material los valores pueden variar. Podemos medir directamente el fondo y compensar la exposición mediante el aumento de dos pasos de la velocidad de obturación o en su defecto la apertura de dos pasos del diafragma.

Algo que también nos ayudará a la hora de conseguir un fondo blanco puro es colocar una fuente de luz justo detrás del producto incidiendo sobre el fondo. Generalmente los elementos lumínicos utilizados son dos o tres; o bien una ventana de luz sobre el producto y otra en un lado o bien una ventana cenital y dos laterales. Esto dependerá del volumen y las sombras que nos interese conseguir. Jugaremos con ellas para lograr una imagen más plana, un efecto más oscuro, etc.

Tipos de iluminación: mesa de bodegón en blanco
Imagui

Sobre fondo negro

Si por el contrario el fondo es negro, se reflejará mucha menos cantidad de luz. En este caso seguiremos el mismo procedimiento pero a la inversa; mediremos el fondo y cerraremos dos pasos el diafragma o disminuiremos en dos pasos la velocidad de obturación.

Es muy importante la distancia que existe entre la fuente de luz, el producto a fotografiar y el fondo. Es aquí donde entra en materia la “Ley del cuadrado inverso”, una ley física que debemos tener en cuenta a la hora de llevar a cabo la iluminación, especialmente si trabajamos sobre fondos muy oscuros. Según esta ley, si duplicas la distancia consigues una cuarta parte de la potencia lumínica, o lo que es lo mismo; según vamos colocando la superficie al doble de distancia de la fuente, ésta recibe cuatro veces menos cantidad de luz.

Tipos de iluminación: mesa de bodegón negra
Mercadolibre

¡Esperamos que te haya sido de ayuda!

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email