Ventajas de un Curso de Iniciación a la Fotografía

¿Por qué un curso de iniciación a la fotografía?

Empezar en un sector profesional no es tarea sencilla, quizás sea por eso, que cada día sea más necesario crear cursos de iniciación que sientan las primeras bases de las diferentes disciplinas. Es por ello, que en la escuela hemos decidido crear un Curso de Iniciación a la Fotografía en Madrid Pero… ¿para qué sirven este tipo de cursos? sigue leyendo para descubrirlo.

Desde que Joseph Nièphore Niépce realizó la primera fotografía de la que se tiene constancia en el año 1893, hasta nuestros días; el arte de fotografiar ha evolucionado a un ritmo vertiginoso. A los diferentes avances que se dieron durante todo el siglo XX, entre los que podemos destacar la invención de la lámpara de flash y de las películas a color, hay que sumar todas las oportunidades que nos brindan las nuevas tecnologías en la actualidad.

El smartphone, por ejemplo, se ha convertido en una prolongación de nuestro propio cuerpo y los fabricantes compiten en un mercado sobresaturado por marcar la diferencia. Una de las funcionalidades que pueden hacer que un comprador se decida por uno u otro terminal es la calidad de la cámara; una calidad medida, fundamentalmente, en megapíxeles.

Todos tenemos una cámara medio decente en nuestro teléfono móvil, pero ¿eso nos convierte en fotógrafos? La respuesta es no, la máquina no hace al fotógrafo. Como decía Ansel Adams, “El componente más importante de una cámara está detrás de ella”.

Curso de iniciación a la fotografía, fotografía de Ellen Von Unwerth
Ellen Von Unwerth

Puede ser que tengamos una máquina maravillosa, pero si no somos capaces de salir del modo automático no estamos aprovechando todo su potencial. Trabajar de forma manual es lo que nos permitirá poner fin a esas imágenes sin nada especial. Por ejemplo, el automático considera que lo que tiene delante siempre es un 18% gris, que siempre tiene la misma luz y los mismos tonos. Algo que como se percibe visualmente, no es así.

Para sacar todo el partido a nuestra creatividad, es fundamental poseer los conocimientos previos que nos permitan llegar a ese resultado que tenemos en mente, pero que todavía no somos capaces de lograr. La mejor manera de hacerlo es mediante un Curso Básico de Fotografía.

Se comienza desde cero, aprendiendo sobre encuadres, velocidad de obturación y sensibilidad entre otros muchos temas. El único requisito son las ganas de aprender, y asistir a clase. En estos cursos de iniciación a la fotografía el secreto está en aplicar cada día los conocimientos adquiridos. Del mismo modo que que difícilmente se puede brillar en la práctica, sin la teoría; de nada sirve una buena teoría sin su correspondiente práctica.

Curso de iniciación a la fotografía, fotografía de Ellen Von Unwerth
Ellen Von Unwerth

Desarrollar el don de la autocrítica, siempre constructiva, nos llevará poco a poco a la genialidad. Debemos ser conscientes de nuestros avances y ver en qué hemos fallado y qué se puede mejorar, porque todo es mejorable. Un curso básico de fotografía nos ayudará a lograrlo. El resto, como siempre, nos lo dará la experiencia.

Los años nos aportarán muchísimo conocimiento, sí, pero es imprescindible tener una formación previa para poder empezar. Los primeros pasos son fundamentales, y darlos partiendo de una buena base educativa es fundamental para ser capaces de avanzar mucho más rápido para alcanzar nuestras metas lo antes posible. Las ventajas de un curso de iniciación a la fotografía son más que evidentes.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Estudiar fotografía