FotografíaMaquillajeEdición y postproducciónVideoEstilismo y modaPeluquería


Workshop Experience logotipo

Estilismo Star Wars

La costura de Star Wars

“Como habéis visto, el vestuario de Star Wars es un poco de fontanería y mucho de ingeniería automovilística”. Con estas palabras John Mollo recogió el Oscar al mejor diseño de vestuario en 1978 por Star Wars: Episodio IV-Una nueva esperanza en la que, sin saberlo, había creado diseños que perdurarían en el tiempo (y en, al menos, seis películas más). Así nacía la saga más famosa de todos los tiempos, que con su magnetismo acumula legiones de fans en todo el mundo.

Darth Vader, princesa Leia, Luke Skywalker, Han Solo… Todavía tendremos que esperar para ver el Episodio IX pero, de momento, analizamos el estilismo de los personajes de la primera trilogía de Star Wars y buceamos en su inspiración para dar con las claves de uno de los vestuarios más recordados e imitados de la historia del cine.

Estas y otras inspiraciones del mundo del cine, forman parte de los contenidos del Curso de dirección creativa y estilismo que impartimos en la escuela Workshop Experience. Una formación de gran utilidad para ampliar conocimientos y contar con referencias de lo más variadas.

Oscar al mejor diseño de vestuario, 1978.

John Mollo, Natalie Wood y Darth Vader, después de ganar el Oscar a mejor diseño de vestuario por ‘La guerra de las galaxias’ en 1978

Los primeros pasos del vestuario de Star Wars

En 1975 un joven George Lucas se reunió con el historiador y diseñador londinense John Mollo para embarcarle en su nuevo proyecto. Su objetivo era seducirlo para hacer realidad los bocetos creados junto al director de arte Ralph McQuarrie, pero dejándole presentes los objetivos respecto a los trajes con los que veía al lado oscuro: “No deben sobresalir entre los demás sino mezclarse. No quiero que los espectadores vean disfraces, solo quiero ver luz contra oscuridad”. El propósito estaba claro, crear dos mundos en contraste sobre el que hilar una historia de ciencia ficción en la que el vestuario de Star Wars fuese creíble y tuviese un papel fundamental.

El vestuario de Darth Vader y los soldados imperiales

El archiconocido traje de Darth Vader, que nació de los bocetos, se inspiró en un personaje de la serie de los años 30 The Fighting Devil Dogs y el supervillano de Marvel, Doctor Doom, entre otros. John Mollo recogió los dibujos y exploró referencias como los cascos de los soldados nazis de la segunda mundial y las máscaras de gas mezclados con complementos de piel de aire motero. El escultor Brian Muir recibió el encargo de crear el casco, la máscara, la armadura, el cinturón y las espinilleras, que fueron esculpidas paso a paso. Para que el resultado final encajara perfectamente hizo un molde con las medidas del actor que iba a interpretar a Dath Vader en la primera trilogía, David Prowse.

Estilismo de Star Wars.

Boceto y resultado del estilismo de Darth Vader

Para el estilismo de los stormtroopers, y con la ayuda de nuevo de Muir, Mollo creó un ejército de armaduras espaciales blancas casi fantasmales en las que encajó cada pieza individualmente. Las botas se tiñeron de blanco para las escenas.

Los looks de Han Solo y Luke Skywalker

A diferencia de los rígidos trajes de los soldados imperiales, el director de vestuario eligió para Han Solo y los Jedi tonos beis, marrones o tierra en materiales relajados como el algodón o la lana. Para el vestuario del capitán del Halcón Milenario, John Mollo se inspiró en las películas del Far West y le atavió de camiseta de cuello mao, chaleco y cartucheras. Un estilismo que George Lucas quiso completar con un cuello mucho más recargado que Harrison Ford rechazó.

Los Jedi, por su parte, toman su vestimenta de los samuráis japoneses, con quimonos cruzados, mangas anchas y cinturones, inspirados en películas del director Akira Kurosawa como Los siete samuráis.

Han Solo, la guerra de las galaxias.

Han Solo, diseño de vestuario de John Mollo

Princesa Leia, la estrella de la galaxia

Pero si hay estilismos en el vestuario de Star Wars que han motivado cientos de comentarios y de referencias encima y debajo de la pasarela, estos son los de la Princesa Leia Organa. El sencillo vestido-túnica blanco con capucha y mangas anchas fue elaborado expresamente para la película en la tienda de Londres Bermans & Nathan’s. Mollo decidió combinarlo con botas altas de piel y un cinturón para romper su candidez. Carrie Fisher, la actriz que encarnaba el personaje, no se mostró muy contenta con sus estilismos, especialmente cuando vio el cambio que se produjo tras el estreno de la primera precuela y los looks elegidos para Padmé Amidala (interpretada por Natalie Portman). No obstante, como ya hemos hablado, que el vestuario de Star Wars pasara desapercibido era intencionado.

John Mollo, diseñador del vestuario de Star Wars.

Princesa Leia bocetada por John Mollo

Un pequeño cambió llegó en la última película de esta trilogía, el Episodio VI: El retorno del Jedi, cuando uno de los estilismos de la líder de la alianza rebelde rompió la pantalla -y motivó numerosas fantasías-. Sí, hablamos del famoso biquini de esclava con piezas de metal y tela rígida con falda de seda que luce la Princesa Leia cuando Jabba el Hutt le hace su prisionera. Nilo Rodis-Jamero y Aggie Rodgers fueron los diseñadores en colaboración con el escultor Richard Miller, y cogieron como base las ilustraciones fantásticas de Frank Frazetta.

Así pues, podemos afirmar que George Lucas y sus múltiples colaboradores crearon tendencia dentro y fuera del universo Star Wars, un universo que sigue vivo 40 años después y al que se suman miles de seguidores con cada estreno. En diciembre volveremos a disfrutarlo pero por ahora… may the force be with you.

Posted in

Deja un comentario