Noemí Fernández | Ganadora de las becas Workshop Experience 2017

Entrevistamos a Noemí Fernández, antigua alumna del Curso Superior Universitario de Maquillaje y Caracterización

Volvemos a escribir en nuestra sección “WE Alumnos” para hablar un poco más de los protagonistas de la escuela, los alumnos y ex alumnos que nos han dejado huella y de los que estamos muy orgullosos. Esta semana, queremos presentar a Noemí Fernández quién han terminado sus estudios en el CURSO SUPERIOR UNIVERSITARIO DE MAQUILLAJE Y CARACTERIZACIÓN y ha resultado ser la ganadora de una de las Becas de Maquillaje Workshop Experience 2017. En esta pequeña entrevista hablamos sobre por qué decidió estudiar maquillaje y cuál ha sido su experiencia a partir de entonces y hasta ahora. Además, os dejamos las fotografías con las que ganó una de las cinco becas de maquillaje Workshop Experience de la convocatoria del 2017.

Editorial de moda por Noemí Fernández

Noemí Fernández

Cuéntanos algo sobre el maquillaje de tu trabajo final para Workshop Experience, ¿qué significa para ti y qué te inspiró para llevarlo a cabo?

Para mí significa un antes y un después, me explico. Al ser un trabajo final, me tocó inspirarme en la película ‘La máquina del tiempo’. Cuando terminé de ver la película, tuve claro lo que quería realizar y transmitir con el maquillaje: sentimientos de nostalgia, esperanza, amor, dramatismo, un ambiente lúgubre… Por ejemplo, aportando al ojo un efecto mojado como símbolo de una mirada triste, con lágrimas. Creo que conseguí plasmar lo que quería desde el primer momento, me sentí muy cómoda trabajando y disfruté muchísimo. De ahí que signifique un antes y un después para mí, porque por primera vez no me sentí insegura por el resultado obtenido y todas las ideas que tenía en mi mente conseguí plasmarlas en el maquillaje tal y como quería. Ha sido mi primer trabajo/proyecto “profesional”, y haberlo terminado con esta sensación es muy gratificante.

¿De dónde viene tu pasión por el maquillaje?

Siempre me ha encantado dibujar desde pequeña, creo que era una de las cosas que mejor se me daban. Disfrutaba creando cosas con mis manos, tenía mucha vocación artística, pero nunca pensé que mi vida fuese a ir por este camino. Creo que mi verdadera pasión por este arte vino en un momento de mi vida donde personalmente no me encontraba muy bien, mi autoestima estaba bastante afectada y no sabía qué camino debía elegir. Empecé a estudiar en el sector de la estética y ahí fue donde me di cuenta que lo único que me despertaba ilusión era el maquillaje. Para mí lo que me enseñaban no era suficiente, por lo que durante esos años, día tras día, investigaba por mi cuenta, practicaba, me informaba, aprendía de forma autodidacta… y poco a poco me di cuenta que había descubierto una pasión que desconocía.

Editorial por Noemí Fernández

Noemí Fernández

¿Cuándo decidiste dedicarte profesionalmente a ello?

No recuerdo exactamente cuando fue. Creo que siempre lo he tenido en mi mente como una opción, porque siempre me he sentido feliz maquillando, pero es cierto que desde que me introduje en este mundo he tenido muchas dudas, sobre todo de no saber diferenciar lo que eran mis ‘hobbies’ y lo que era mi vocación. Finalmente decidí empezar a formarme de forma profesional, porque era algo que posiblemente necesitaba para aclararme, entre otras cosas, y no me equivoqué. Ahora lo pienso y quizás si no lo hubiera intentando, ahora mismo estaría forjándome un futuro totalmente distinto que seguramente me gustaría, pero que no me apasionaría.

Editorial por Noemí Fernández

Noemí Fernández

Cuéntanos qué estás haciendo ahora mismo y cuáles son tus próximos proyectos.

Actualmente acabo de terminar (y aprobar jaja) después de 10 meses, el Curso Superior Universitario de Maquillaje y Caracterización, y mis próximos proyectos son varios. Me gustaría empezar a darme a conocer profesionalmente por redes sociales, quizás crear una página web donde poder mostrar mi trabajo y llegar a más personas. También me planteo hacer vídeos mostrando cómo trabajo, cómo utilizo los productos, diferentes técnicas, etc. De momento son solo ideas o proyectos que tengo en mente. Y sobre todo, seguir creciendo y aprendiendo, buscando y aprovechando cada oportunidad que se presenta.

¿Un sueño?

¿Profesionalmente? Conseguir hacer de mi pasión, mi profesión. Me considero una persona bastante soñadora, y me gustaría poder empezar a trabajar en el mundo de la moda. Para mí ha sido todo un descubrimiento. Entré en la escuela con otra idea distinta sobre mis preferencias, pero he descubierto que la industria de la moda en general, me encanta. Aunque es verdad que para un futuro más lejano no descarto la idea de conseguir crear mi propia escuela, o por lo menos impartir cursos profesionales, porque otra cosa que he descubierto que me encanta es poder enseñar y ayudar a los demás, como lo han hecho conmigo.

Editorial por Noemí Fernández

Noemí Fernández

Editorial de moda por Noemí Fernández

Noemí Fernández

¿Qué te hizo elegir a Workshop Experience como el centro donde realizar tus estudios?

Lo que me hizo elegir a Workshop Experience fueron varios motivos. El temario y las asignaturas del curso fue algo que me gustó mucho, me pareció muy completo, ya que te enseñan cosas ajenas al maquillaje en sí, pero que inconscientemente están unidas a ello y que considero imprescindibles, como por ejemplo dibujo e historia. Otra de las cosas que me gustó fue que todos los profesores son profesionales actualmente en activo, muy distintos unos de otros (en cuanto al sector en el que trabajan, su técnica, su estilo), por lo que puedes absorber y aprender lo mejor de cada uno. Y quizás otro punto a favor fueron las instalaciones de la escuela, además de estar avalada por una Universidad.

¿Qué papel juega la formación en el desarrollo profesional de un maquillador?

Juega un papel muy importante. Sí es verdad que hay muy buenos profesionales en el sector que se han formado de forma autodidacta, pero no todo el mundo sirve para ello. Yo, por mi experiencia, recomiendo formarse de forma profesional si realmente quieres llegar alto en tu profesión como maquillador, ya que en una escuela profesional aprendes cosas que por ti mismo son imposibles. Por ejemplo, que te pongan a prueba, vivir momentos de tensión trabajando, que evaluen tu trabajo, prepararse para lo que te espera fuera, experiencias vividas de los profesores, consejos que te pueden servir de mucho para tu futuro, aparte, obviamente, de la calidad de la enseñanza en cuanto a técnicas, pautas para desarrollar tu creatividad…

¿Piensas continuar tu formación?

Sí. De hecho creo que nunca dejaré de formarme. En esta profesión es practicamente “obligatorio” no dejar nunca de aprender, porque es un sector que evoluciona y cambia muy rápido, y como profesionales es nuestro deber estar actualizados. Voy a comenzar dentro de poco el Curso Superior Universitario de Perfeccionamiento en Maquillaje en Workshop Experience. Además, casualmente presenté mi candidatura a las Becas de la escuela con la sesión de fotografías de mi trabajo final, y afortunadamente me han concedido un tercer premio de 1.000€ para invertir en el curso. Así que estoy muy contenta y de nuevo con mucha ilusión por volver a empezar.

¿Cómo piensas que es de importante ser maquillador y peluquero?

Pienso que es muy importante, y más en España, prácticamente es preferible. Aparte de ser maquillador, si además tienes nociones de peluquería, tu trabajo será mejor valorado gracias a tu versatilidad. Antes pensaba que no era tan necesario tener nociones de las dos cosas, pero una vez que te formas, que vas a prácticas externas, que haces sesiones con fotógrafos, te das cuenta de que es mejor incluso para ti como profesional defenderte también con peluquería.

¿Qué crees que es lo más importante para ser un buen maquillador?

ACTITUD. Sin duda. En general la actitud es la virtud principal para todo en la vida. Y aparte, obviamente, un buen maquillador tiene que tener buen gusto en general, sobre todo gusto estético, ser muy pulcro y perfeccionista, ser limpio en su trabajo, además, algo muy importante es tener una mente abierta en cuanto a creatividad y mucha visión y pasión artística, porque el maquillaje, aunque muchas personas no lo entiendan, es un arte como otro cualquiera. 

Editorial de moda por Noemí Fernández

Noemí Fernández

Omar Sierralta: Fotografía y retoque
Ariadna Martín: Dirección artística
Veronica Duelt: Estilismo
María González: Modelo
Raúl Rodríguez: Asistente de plató
Noemi Fernandez: Maquillaje y peluquería

Deja un comentario