mavic-2-pro

Whisking y layering, los secretos de las nuevas técnicas

Dos novedosas técnicas de maquillaje: el whisking y el layering

Contouring, strobing, baking, sun stripping, dot contouring… Ya podemos añadir a nuestra lista de gerundios dos nuevas técnicas de maquillaje, el layering y el whisking.

Layering

Una vez más, debemos esta tendencia al mundo asiático, concretamente es originario de Japón. El layering consiste en sobreponer varias capas de diferentes sérums con el objetivo de solucionar diversos problemas de envejecimiento de la piel de manera simultánea. Los sérums llegan hasta la capa más profunda de la piel, por lo que no nos podemos exceder en su aplicación. Con tres tipos será suficiente.

Los expertos recomiendan empezar con el sérum que tenga una textura más ligera, para garantizar que es completamente absorbida alcanzando la hipodermis. Es importante que antes de aplicar una nueva capa nos aseguremos de que no quede resto de la anterior. El tiempo de espera es muy breve, oscila entre los 12 y los 18 segundos.

Whisking

Whisking

El término “whisking” procede del verbo inglés “whisk”, que se utiliza en el ámbito de la repostería para definir la acción de mezclar los ingredientes en un recipiente con unas varillas. Simplificándolo podemos decir que en español sería algo así como “batir”. En la actualidad se ha extrapolado al mundo beauty y designa la técnica que se basa en combinar varios productos para unificar los beneficios de ambos. Se consiguen así productos más completos, más ricos y adaptados a las necesidades de cada piel. Como dice la make-up artist Natalia Bleda, “el whisking es la técnica perfecta para sacar el máximo partido al maquillaje”.

Una vez hayamos elegido los dos productos que queramos combinar, no lo haremos directamente sobre la piel, sino que prepararemos la mezcla preferiblemente en un recipiente destinado a fines cosméticos para no alterar las propiedades con envases contaminados.

Gato nos explica que “al igual que el contouring, es una técnica que los maquilladores llevamos haciendo desde siempre. Sin embargo, el gran interés que se ha producido en las redes sociales hacia el maquillaje ha expandido ciertos conocimientos y los ha adaptado para que cualquier persona en su casa pueda llevarlos a cabo”.

 Whisking

No es de extrañar que el whisking sea la nueva tendencia, ya que permite obtener infinidad de combinaciones de productos. Te damos algunos ejemplos:

  • La combinación de base y sérum consigue un maquillaje más luminoso y duradero. Además, si queremos darle un toque glow a nuestro look, podemos añadir una pequeña cantidad de iluminador que elimine toda posibilidad de sequedad en la piel.
  • La combinación corrector y contorno nos permite disimular las ojeras a la vez que hidratamos la zona. El resultado es el de un rostro despejado y sereno más que saludable.
  • La combinación de base y crema hidratante es la que provocó el nacimiento de las BB Creams. Se logra así una piel hidratada con un punto de color que nos ayuda a suavizar las imperfecciones.

Whisking

Son muchos los que opinan que una de sus mayores ventajas es el ahorro de tiempo, ya que nos permite aplicar dos productos en uno. Por ello, muchas personas realizan la mezcla, la conservan en un recipiente cerrado y la van consumiendo cuando la necesitan. Sin embargo, esta práctica no es nada recomendable, principalmente porque los productos fuera de su envase original acaban perdiendo las propiedades beneficiosas y pueden adquirir otras perjudiciales para la salud de la piel. Es por ello fundamental que la mezcla se realice justo antes de ser utilizada. ¡Nunca lo olvides!

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Estudiar fotografía